Marruecos es un país atrayente gracias a su distinción con los países de Europa que se encuentran cercanos a él. Así, este país africano se encuentra muy influenciado por la cultura mediterránea y sus costumbres, pero sin dejar de tener costumbres propias.

Se caracteriza por muchas calles laberínticas y alegres, por lo cual los turistas tienden a durar mucho tiempo en el país. Sin embargo, existen otros lugares de Marruecos que son más relevantes para los turistas que visitan el país.

¿Qué lugares pueden visitarse en Marruecos?

Marrakech es una ciudad encantadora que va entorno a la Plaza Jamaa el Fina, siendo un gran símbolo del país. Es una ciudad llena de palacios, jardines, mercados y calles llenas de lugares con fachadas muy pintorescas, atrayentes y encantadoras.

El Ksar de Asir Ben Haddou es un pueblo de arcilla árabe situado en Marruecos con su característica zona árida. Estando muy cerca de allí el Desierto de Sahara, brindando muy buenas excursiones que pueden realizar sus turistas con guías especializados.

Otro lugar imprescindible para visitar en Marruecos es Rabat, su capital, siendo una de las ciudades más modernas del país. Sin embargo, pueden encontrarse espacios arquitectónicos bastante antiguos que se continúan manteniendo para los turistas que acuden a ella para disfrutar.

Pero, además de sus lugares, Marruecos destaca por su gastronomía mediterránea tan diversa que jamás podría pasar desapercibida. Si vas a Marruecos intenta salir de tu zona de confort y prueba cada plato que puedas, de seguro no te arrepentirás.