Por su ubicación geográfica, Bulgaria es uno de los países con costas en el Mar Negro, haciéndolo aún más hermoso. Es un destino exótico en el que sus viajeros disfrutan de las playas durante el verano y de la nieve del invierno.

Además se encuentran lugares con una maravillosa arquitectura en su capital Sofía, con edificios e iglesias llenos de su historia emblemática. Su capital es de las ciudades más antiguas de la región y continente, siendo una de las paradas principales de los turistas.

¿Qué puede encontrarse al visitar Bulgaria?

Además de su capital, Bulgaria tiene otros lugares como el pueblo de Shiroka Laka en el que sus visitantes se suelen relajar. Su ambiente ayuda a trasladarse en el tiempo explorando la arquitectura del siglo XVII y posee aguas termales a las afueras.

Entre otro de sus pueblos se encuentra Melnik, siendo un poco más pintoresco con muchas dunas de arena para ser disfrutadas. Su producto principal es el vino y todas las casas tienen bodegas para  que ellos puedan ser almacenados.

Un lugar un poco más grande en Bulgaria es la ciudad de Belogradchik, siendo de pequeñas dimensiones y estando cerca de Serbia. En ella hay un castillo en el que sus visitantes pueden disfrutar de las puestas de sol cuando quieran.

Sin embargo, entre todos los lugares que existen en Bulgaria, el Monasterio de Rila es de los que más encanta. Por ello, este no debe dejar de visitarse al ir a Bulgaria en las vacaciones.