Introducción Florencia, la ciudad más bonita de Italia

No descubriremos nada si decimos que Florencia debe ser la ciudad más importante del mundo cuando hablamos de cultura.

En esta oportunidad, mencionaremos algunos monumentos que no se pueden perder en su visita a la ciudad italiana sede del Renacimiento y donde se puede respirar en el aire es arte, mientras dudamos por donde comenzar a recorrer tan impresionante ciudad.

Por ello mismo, toca escoger un placentero alojamiento en Florencia y relajarse, que os espera un largo recorrido en la ciudad.

¿Qué ver en Florencia?

Basílica de San Lorenzo

Pues bien, aquí les aconsejaremos algunas edificaciones que no puede faltar en su itinerario, como por ejemplo la Basílica de San Lorenzo.

La iglesia más antigua de Florencia ya que su construcción original data del año 393, pese a haber sido reconstruida en varias ocasiones.

La más importante fue sin dudas la del año 1423 de la mano de Brunelleschi, quién la dotó de un aspecto clásico muy bella.

Mientras Miguel Ángel fue el encargado de diseñar y realizar la nueva Sacristía.

Esta Sacristía es muy reconocida a nivel internacional por ser empleada para acoger diversas tumbas, y entre ellas se encuentra la célebre Capilla de los Médici, allí enterrados.

En su interior podremos apreciar obras renacentistas de grandes artistas renacentistas, siendo el más representativo de ellos el afamado Donatello.

Continuando con lo presentado anteriormente, no podemos dejar de hablar de la Capilla de los Medici, la cual se encuentra recubierta de esculturas realizadas por Miguel Ángel en las que demuestra su enorme espiritualidad y pensar filosófico, representando en ellos a varios Santos y al mismo tiempo, varias figuras complementan el decorado presentando las diversas fases de la vida del ser humano.

Palacio Pitti

En el entorno del año 450, Luca Fancelli diseñó y construyó una edificación conocida como el Palacio Pitti, por orden de Luca Pitti, quien deseaba únicamente demostrar su poder y su buena posición frente a la familia Médici, dominante en Florencia e incluso en la Iglesia durante el Renacimiento.

En la actualidad es un enorme museo que posee obras de los más representativos artistas de la época, entre ellos de Rafael, alojando en su interior la Galería Palatina, Galería del Costumbre, Museo de las Platas y la Galería de Arte Moderno. En definitiva, cuatro centros de arte en un mismo sitio.

Palazzo Vecchio

Finalmente mencionaremos el Palazzo Vecchio, construido desde el 1299 y devenido en edificio civil desde el 1550 aproximadamente, cuando fue reacondicionado para alojar la sede del gobierno de la ciudad.

Resaltan sus esculturas en sus alrededores y al mismo tiempo, el palacio en sí, al cual se puede acceder (y lo recomiendo fehacientemente), para poder admirar la belleza de su construcción y la majestuosidad de sus amplios salones, todos ellos decorados por Vasari.

Disfruta de arte, disfruta de Florencia.