Si estás pensando en visitar Polonia, no puedes no tener en tu listado de visitas qué ver en Poznan.

No es tan famosa como Cracovia o Varsovia, pero la protagonista de la entrada de hoy no tiene nada que envidiar.

Descubriremos 5 lugares qué ver en Poznan en un día pero os adelanto que hay muchos más.

Además, veremos sitios para poder comer en Poznan y hablaremos sobre sus platos típicos polacos. ¡Tuvimos la suerte de conocer su equipo de fútbol!

¿Qué ver en Poznan en un día?

1. La Plaza Mayor de Poznan: es el sitio turístico más bonito y famoso de Poznan, donde se encuentran las casas de las familias más poderosas polacas.

Estas también son llamativas y pasear por allí hace retroceder en el tiempo, siendo la plaza de Poznan una verdadera preciosidad.

2. Casas de los Pescaderos o Mercaderes: son casas junto al Ayuntamiento en las que se vendían mercancias durante la Edad Media.

Actualmente pueden encontrarse tiendas de souvenirs muy coloridas que dan un sentimiento de alegría y paz al visitarlas. Te invitamos a sacarte unas fotos junto a ellas.

3. El Antiguo Ayuntamiento de Poznan: se encuentra ubicado en la conocida Stary Rynek y fue construido a principios del siglo XIV.

Dado los diversos sucesos de la II Guerra Mundial, ha sufrido varias reconstrucciones, pero sigue teniendo mucha historia detrás de sus grandiosas puertas.

4. El Castillo Real de Poznan: fue el edificio no eclesiástico más grande del país, pero hoy es un museo para visitar. Es el símbolo de la ciudad, un clásico de vuestra lista que ver en Poznan en un día.

Está reconstruido y tiene objetos de la Edad Media y, en lo alto de la torre, se encuentra uno de los mejores miradores a la ciudad.

5. La Bamberka: se encuentra detrás del Ayuntamiento, siendo una fuente con una estatua de una mujer con dos cántaros de agua.

Es un monumento dedicado al Banner, el cual es un grupo étnico que ha habitado en la zona desde hace varios siglos.

Como os comentamos anteriormente esto es solamente 5 cosas que ver en Poznan en un día.

¿Qué comer en Poznan?

Los croissant típicos de Poznan son también llamados croissant de San Martín.

Son muy famosos, originándose en la leyenda de San Martín. Puede comprarse en las pastelerías de toda la ciudad. También puede hacerse con uno en el Museo del croissant de San Martín para poder disfrutar de su rico sabor.

Muchos de los platos servidos en Poznan llevan patata, pues forma parte de los ingredientes básicos de casi todas sus comidas típicas.

Una de ellas es las patatas con requesón que se hierven con su piel y se untan con mantequilla y queso.

También se encuentran los ñoquis que es una mezcla de patatas y harina, convirtiéndose así en la receta estrella de la región.

Por su parte, el Plyndze es un tipo de torta frita que se prepara con patatas molidas, sal y pimienta por dentro.

Mientras  que otras de las especialidades de Poznan es el Pyzy drozdzowe, siendo bolas de patatas hechas al vapor utilizadas como acompañamiento. Es posible que sean parte de los platos principales o simplemente se coman como aperitivos en caso de no querer comer demasiado.

Otros platos más tradicionales de Polonia que pueden encontrarse en Poznan son el pierogi y bigos, con precios asequibles en puestos callejeros. Mientras que en restaurantes suele ser un poco más costoso pero aún así, pagable para ciudadanos y turistas.

¡A disfrutar de Poznan en un día y aprovechar para conocer la comida polaca!