¿Qué ver en el centro de Brujas?

0

Centro de Brujas

En este artículo descubriremos lo más importante que ver en el centro de Brujas. Los lugares más interesantes, disfruta del país del chocolate.

La Grote Markt o Plaza Mayor se localiza en el centro de la vida de Brujas y es dominado por su campanario de iglesia impresionante con sus fachadas monumentales.

Se trata de la plaza más importante de la ciudad, seguida de la de Burg. Casi se percibe como un decorado intimista en comparación.

Con todo, la coherencia arquitectónica y la riqueza de sus edificios dan el sentimiento de recorrer un imponente tribunal interior que numerosos castillos en Europa podrían soñar.

Presidida por el Bellfort, este campanario gótico de ochenta y tres metros se construyó entre los siglos XIII y XVI y es uno de los lugares más característicos de la ciudad. Es una visita obligada junto a los preciosos canales.

De hecho, el Burg es el verdadero centro histórico de la ciudad. Debe su nombre al castillo construido por Baudoin Bras-de-Fer en el siglo IX.

Actualmente no quedan más que unos pocos vestigios de lo que debió ser el monumento inicial, cuatro edificios impresionantes cierran el lugar.

Al oeste la Basílica de la Santa Sangre, según la tradición en esta iglesia se guarda la Santa Sangre de Cristo.

Que según la tradición, fue traída por Thierry de Alsacia, conde de Flandes, a su regreso de Tierra Santa durante la Segunda Cruzada, desde Jerusalén en el año 1150.

En recuerdo a esto, se celebra anualmente, la Procesión de la Sagrada Sangre se realiza el primer lunes después del dos de mayo.

Al sur tenemos el ayuntamiento más antiguo de Bélgica, que se empezó a construir en el XIV, al este el antiguo Tribunal de justicia y al norte el prévôté.

Cuando se accede al Burg viniendo del Markt, el Palais de Franc y el Antiguo Palacio de Justicia son los dos primeros edificios que quedan enfrente de nuestros ojos.

A la izquierda, Prévôté (Proosdij) fechado de 1666 y de estilo Barroco. En frente, el Centro administrativo de la ciudad de Brujas, que data del siglo XVIII. Inicialmente tribunal de justicia, se construyó sobre el sitio del antiguo Palais du Franc.

Pero nuestra atención es rápidamente atraída por los dorados de la antigua Secretaría civil. Desliza entonces hacia las tres torres del hotel de ville, tras las estatuas de la Basílica de la Santa Sangre. Creado en el siglo XIV, los dos edificios son accesibles (merece la pena visitarlos) por una módica entrada (unos 2 euros).

Un sitio ideal al que escaparse un fin de semana y comerte unos ricos bombones.

¡Disfruta de Brujas!

Leave A Reply

Your email address will not be published.