Por si no lo hab铆ais notado nos gusta mucho Nueva York. Personalmente m谩s como lugar que hay que visitar al menos una vez en la vida que como sitio para vivir.

No s贸lo nos gusta la gran manzana como ciudad, sino todos los mitos y leyendas que la rodean鈥

Hoy hemos le铆do otra leyenda m谩s sobre esta ciudad, m谩s concretamente sobre el Gran Apag贸n que sumi贸 a la ciudad en la m谩s absoluta oscuridad en el a帽o 1965

Apag贸n de Nueva York
Gran Apag贸n de Nueva York

Aunque muchas otras ciudades han tenido grandes apagones a lo largo de la historia. Podemos decir que el de Nueva York fue sin duda el m谩s enigm谩tico de todos.

Como curiosidad diremos que el apag贸n no se dio s贸lo en la ciudad de Nueva York. Sino que tambi茅n afect贸 a otras ciudades como Rodhe Island, Massachussets, Nueva Jersey, Vermont o Pennsylvania. Aparte de las las dos grandes canadienses Quebec y Ontario.

HISTORIA APAGON DE NUEVA YORK 1965

LOS HECHOS

A lo que vamos: 9 de Noviembre, 5.28 de la tarde, hora de la merienda: m谩s de 30 millones de personas se quedan sin luz en las ciudades anteriormente mencionadas.  Todo deja de funcionar: ascensores, maquinaria sanitaria, electrodom茅sticos, cacharritos de feria, gasolineras, aeropuertos, metros鈥

El p谩nico se adue帽a de una ciudad que no sabe lo que pasa. Obviamente, ni la radio, ni la televisi贸n, ni las rotativas de los peri贸dicos funcionan. 

Junto con el p谩nico de la gente honrada, la alegr铆a de los ladrones, que empiezan a saquear tiendas en diferentes puntos de la ciudad.

Lo sucedido no tiene ninguna explicaci贸n razonable, y las autoridades piden a los t茅cnicos y expertos que rastreen cada pulgada de la red el茅ctrica en busca de una aver铆a que nunca se encontr贸. La ca铆da de la red pese a los complicados sistemas de seguridad hab铆a sido fulminante y absoluta.

Gran Apag贸n de Nueva York

Exactamente 12 horas despu茅s del apag贸n, la electricidad volvi贸 a la ciudad de la misma manera de la que se hab铆a ido. De repente.

Ni siquiera hubo que cambiar los relojes ya que era exactamente la misma hora que cuando la electricidad se fue en el primer momento.

El suceso se explic贸 t茅cnicamente, atribuy茅ndolo a una sobrecarga debido a una serie de fallos encadenados en el sistema  de protecci贸n autom谩tico de la red, en la subestaci贸n Clay en Niagara Falls.

Unas semanas despu茅s, se hizo p煤blico por unas fuentes no oficiales que se hab铆a llevado a cabo una exhaustiva inspecci贸n de la misma. Tambi茅n comentar que no se mostr贸 ninguna anomal铆a.

LOS TESTIMONIOS

Y es que hay algo que no cuadra. Pocas horas despu茅s de recuperar la electricidad, van apareciendo testimonios  de gente que asegura haber visto luces extra帽as sobre las centrales el茅ctricas, antes, durante y despu茅s del apag贸n

Otros aseguran (y coinciden) en haber presenciado la aparici贸n de objetos volantes no identificados. Dichos movimientos los apreciaron en los alrededores de las estaciones de energ铆a momentos antes de colapsarse el sistema.

Estos rumores son inmediatamente desmentidos por las autoridades de las plantas el茅ctricas, pero aparece otro testimonio. Un piloto instructor (Weldon Ross) y otro tripulante aseguran haber visto un ovni de m谩s de 30 mts de di谩metro sobre las l铆neas de Alta Tensi贸n provenientes de Niagara Falls, justo antes de aterrizar a ciegas en el Hancock International Airport.

Las investigaciones oficiales (La Comisi贸n de energ铆a hidroel茅ctrica de Ontario y la americana, la Federal Power Commission) concluyen en atribuir el proceso a las causas t茅cnicas anteriormente mencionadas, restando importancia y desestimando ninguna otra opci贸n relacionada con los testimonios recabados.

Gran Apag贸n de Nueva York

Sin embargo, los testimonios cada vez son m谩s,  cientos de observadores,  muchos de ellos cualificados, aseguran haber avistado dos objetos voladores no identificados en el 谩rea de Niagara Falls 鈥 Syracusa y sobre Nueva York antes, durante y despu茅s del apag贸n.

Entre estos testimonios se encuentran los de experimentados pilotos, dos de ellos comerciales, George Croninger y , Jerry Whitaker, que afirmaron haber visto dos interceptores de la fuerza a茅rea persiguiendo dos objetos desconocidos. Adem谩s del instructor antes mencionado y el jefe de aviaci贸n de Syracusa Robert C. Walsh.

Estos testimonios son difundidos a trav茅s del peri贸dico de Toronto, 鈥Globe and Mail鈥 y del 鈥淭he Syracuse Herald-Journal鈥. M谩s tarde, estos reportes ganan transcendencia nacional a trav茅s de Associated Press,  del New York Journal American,  del Indian谩polis Star y de la cadena NBC.

Los avistamientos sobre Manhattan cuentan adem谩s con el respaldo de algunas fotograf铆as tomadas por un fot贸grafo del TIMES Magazine, que fueron inmediatamente desacreditadas por las autoridades asegurando que se trata de un sat茅lite ruso o simples defectos de las fotograf铆as.

RESUMIENDO Y OPINIONES

Con el tiempo, los 谩nimos se van calmando pero la poblaci贸n sigue con la mosca detr谩s de la oreja acerca de c贸mo las autoridades intentan encubrir las verdaderas causas del famoso apag贸n.

Las autoridades militares se ver谩n puestas en evidencia una vez m谩s por el investigador Frank Edwards, que aseguraba que las mismas estaban en alerta 45 minutos antes de producirse el apag贸n por la presencia de objetos voladores no identificados en el 谩rea.

Gran Apag贸n de Nueva York

En fin, que esto es como el Caso Manises, en Valencia… Habr谩 quien se crea que fue un 鈥渇allo t茅cnico鈥, y quien prefiera quedarse con el mito, con la leyenda, con la posibilidad鈥

Yo personalmente opino que es bastante probable que no estemos solos en un universo tan grande como en el que vivimos.

Pero 隆Cada uno es cada uno!