La vuelta al mundo en 80 días por Julio Verne

Hoy el protagonista de nuestra web es una de las nóvelas que ha sido leídas por millones de personas. Estamos hablando de La vuelta al mundo en 80 días por el escritor francés Julio Verne. Durante el paso de los años, ha sido traducida a decenas de idiomas, se ha llevado al cine y al teatro.

En primer lugar decir que como viajero, nos encantaría ser el protagonista de dicha novela. Además, podemos dejar en blanco la mente e ir recreando lo que leemos a continuación. ¡Disfruten de la vuelta al mundo en 80 días!

RESUMEN DEL LIBRO LA VUELTA AL MUNDO EN 80 DIAS

He preparado un resumen que os pueda ayudar a saber un poco sobre la historia.

IMAGEN CEDIDA POR WIKIPEDIA

Todo comenzó con una pequeña discusión sobre la posibilidad de dar la vuelta al mundo, ¿Cuánto tardaríamos? ¿en 80 días? Fue una típica discusión inglesa en un club londinense llamado Reform Club, en Pall Mall St. al sur de Londres. Una discusión a día de hoy sería difícil de ver, solo participaban hombres. No obstante, la discusión era un poco desigualada, un todos contra uno.

Ese uno era Phileas Fogg, único defensor en pensar en que él mismo podría dar la vuelta al mundo en 80 días. Y cómo un buen apostador ingles, con su sombrero y su bastón, decidió apostar su fortuna en que lograría semejanza hazaña. En ese momento empieza la aventura junto a su criado francés llamado Picaporte.

Salieron de Londres dirección el Cairo, Egipto. Los primeros días todo iba como lo programado pero se empezó a torcer debido a que el detective Fix le confundió con un ladrón que había robado más de 55 libras al banco de Inglaterra. Durante todas aventuras iban a tener muy de cerca a dicho detective, pero sin llegar a conseguir atraparle porque no recibe la orden de detención.

Frontispiece: Phileas Fogg. «Around the World in Eighty Days» by Jules Verne (Osgood, 1873). 1st US ed. IMAGEN CEDIDA POR WIKIPEDIA

Llegan a Bombay después de permanecer durante bastante tiempo por la ciudad suben a un convoy que les llevarán a Calcuta, pero se encontraron que la vía del tren tenía problemas. ¡Otro problema más! Necesitaban llegar a Hong Kong y solo tenían 72 horas según su hoja de ruta.

El Sr. Fogg tuvo la idea de comprar un elefante con el que prosiguieron el camino junto a su fiel compañero Picaporte, el guía local de los elefantes y una joven bella y viuda llamada Audaa.

Mientras esperaban el barco que les llevaría a Hong Kong, el detective Fix emborrachó al protagonista haciéndole perder dicha embarcación que se dirigían a Japon Show. ¡Otro problema más!, para el apostador Phileas Fogg. Sin poder llegar a Hong Kong, y sin dinero. Por suerte, encontraron un grupo de titiriteros que actuaban en Japón, se unieron a ellos y pudieron llegar juntos a la ciudad japonesa de Yokohama.

Finalmente pudieron llegar y tuvieron la posibilidad de embarcar hacia San Francisco y California donde tenían que tomar un tren para poder atravesar todo el continente en diagonal y llegar a New York. Pero durante ese tren, sucedieron varias luchas, una de ellas con el Coronel Proctor.

En ese momento fueron atacados por una banda de indios Sioux asaltadores de trenes. En un tira y afloja de luchas en el tren, el tiempo se acaba para nuestro apostador ingles.

Al final Picaporte, el ayudante, con su magnifica destreza pudo llegar a la cabeza del tren, consiguió soltar el enganche que unía el tren a la maquina y la pudo detener a 100 pasos de la estación de Carney. En dicha estación se encontraban los soldados del fuerte, que al oír los disparos acudieron rápidamente para detener a los indios. De repente, Phileas Fogg descubrió que no tenía a su mano derecha Picaporte, se había quedado en la parte delantera del tren.

En ese momento decidió dar toda la fortuna que iba a ganar si lograba la vuelta al mundo si le ayudaban a encontrar a su amigo.

Cartel de la Película en la estación de Nothing Hill IMAGEN CEDIDA POR WIKIPEDIA

Después de casi 48 horas, los soldados del fuerte volvieron junto a Picaporte. En ese momento, el ayudante se dio cuenta que llevaban 24 horas de retraso y su sentimiento de culpabilidad apareció. ¡Manos a la obra se pusieron! y a falta de tren, pudieron conseguir un extraño vehículo con un alto mástil y una enorme vela que le serviría de trineo para poder llegar a Chicago. En la ciudad americana, cogieron otro tren que atravesó rápidamente los estados de Indiana, Ohio, Pensilvania y Nueva Jersey. ¡Por fin llegaron a la estación del Rio Hudson a las 23.15 a falta de 12 días!

Quedaban pocos días para poder lograr la apuesta, los nervios crecían y los problemas continuaban. Phileas Fogg después de una acalorada discusión con el capitán consiguió poder subirse a bordo de buque mercante Henrietta que les llevaría a tierras británicas. Durante ese trayecto lamentablemente se quedaron sin carbón, la velocidad se redujo, el tiempo podía con ellos. La gran idea que tuvieron fue aprovechar toda la madera y asi ganar velocidad para el Henrietta.

¡Costa irlandesa! Por fin llegaron al Puerto de Kingston, faltaban pocas horas para que terminase la apuesta. El detective Fix al intentar nuevamente detener al gran viajero y apostador Phileas Fogg, le comunican que ya han encontrado al verdadero ladrón. La incertidumbre por la perdida de tiempo con el detective llegó, después de coger el tren y llegar a Londres, vieron que por unos minutos no habían conseguido la apuesta.

Más tarde, descubren felizmente sorprendidos que había llegado con 1 día antes a causa de haber dado la vuelta al mundo en la dirección del sol, es decir, de occidente a oriente. En ese momento celebrar que lo han conseguido y han ganado la apuesta.

Mapa del viaje IMAGEN CEDIDA POR WIKIPEDIA

Espero que os haya gustado el resumen de La vuelta al mundo en 80 días de Julio Verne.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *