Casa museo de Cervantes en Valladolid

0

La casa de un genio

Para inspirar tu próximo destino de vacaciones te proponemos un ejercicio de imaginación.

Cerrar los ojos, abrir la mente y despiertos y participativos volar atrás en el tiempo hasta llegar a la ciudad de Valladolid en pleno siglo XVII.

Si como viajeros del tiempo del año 1604 nos dispusiéramos a pasear por las calles de la villa sería probable que nos cruzáramos con un hidalgo español cualquiera que siglos después se convertiría en uno de los grandes de la literatura universal.

Si, en tu estancia imaginaria por la ciudad sería muy probable que pudieras cruzar unas palabras con el mismísimo Miguel de Cervantes.

Quizás libreta en mano quizás buscando motivos de inspiración para su novela podríamos seguirlo hasta su casa situada en el número 14 de la calle del Rastro.

Allí encontraríamos una serie de casas con balcones de madera mandadas a construir por el Marqués de la Vega Inclán.

Puestos a imaginar podríamos dar un salto en el tiempo hacia adelante y descubriríamos como tres de estas cuatro casas han pasado a ser propiedad del mismísimo Rey Alfonso XIII.

Como ves no hemos elegido cualquiera lugar para nuestro paseo virtual pero ¿Por qué hemos llegado hasta aquí? ¿Por qué precisamente este sitio?

Pues porque si vuelves a meterte en esa máquina del tiempo y llegas a la actualidad descubrirás como viajando a ese mismo lugar puedes encontrar aún viva la casa que dio cobijo al novelista durante su estancia en la ciudad vallisoletana.

La casa museo de Cervantes

Se trata de una Casa Museo que trata de recrear como transcurrió aquí la vida de Cervantes durante esos dos años.

De este modo podremos adentrarnos en las cuatro estancias que dan vida a la casa decoradas completamente al estilo de la época con suelos de baldosa de barro y techo construido a base de vigas de madera.

Además podrás visitar la sala de exposiciones temporales ubicada en la casa que comparte su uso con la Real Academia de Bellas Artes.

Una visita que, sin duda, te encantará hacer si acudes a Valladolid. Un apasionante viaje en el tiempo que demuestra que hay ideas y personas cuya memoria será para siempre infinita.

Leave A Reply

Your email address will not be published.