RUTA ESPAÑA, RUTA ESCRITA EN PIEDRA POR ALAVA

Les ofrecemos una interesante ruta turística que une las localidades alavesas de Vitoria-Gasteiz, Salvatierra y Zalduondo y que constituye un auténtico viaje histórico a través de sus viejos monumentos y murallas de piedra.

Nos situamos en la provincia de Álava, enclave privilegiado que ha atraído desde el principio de los tiempos a todo tipo de civilizaciones, las cuales han ido asentándose en sus ricas tierras y dejando una profusa herencia histórico-artística que, aún hoy, podemos admirar.

Su situación estratégica, encrucijada de varias rutas, como las que unen el Cantábrico con la Meseta o las que recorren el valle del Ebro y el Camino de Santiago, le ha llevado a participar de las diferentes manifestaciones artísticas que recorrieron la península y toda Europa a lo largo de los siglos. Una muestra de ello es la ruta que ahora proponemos.

VITORIA-GASTEIZ, el testimonio de una evolución

Comenzamos la ruta en Vitoria-Gasteiz, fundada sobre la colina de Gasteiz en 1181 por el rey navarro Sancho VI el Sabio y bautizada entonces como Nueva Victoria.

En 1200 pasó a manos del rey Alfonso VIII de Castilla, quien la dotó de su primer ensanche gótico. Contó, además, con una importante aljama judía hasta la expulsión de éstos por los Reyes Católicos.

Para dar cuenta de toda esta evolución, la ciudad cuenta con un excepcional museo de pintura y escultura situado en el palacio deBellas Artes con una alta calidad en sus fondos, que van desde tallas románicas, góticas y trípticos flamencos hasta cuadros de los siglos XVIII y XIX.

SALVATIERRA, de la prehistoria al medievo

El segundo enclave de nuestro recorrido es la villa de Agurain-Salvatierra, compuesta por un casco medieval amurallado con tres calles principales: la calle Mayor, que es la principal y la que conserva los edificios de mayor interés. La de Carnicería, que debe su nombre al hecho de que se situaran en ella las carnicerías de la villa; y la calle Zapateri, cuyo nombre hace referencia al gremio de los zapateros.

Entre los principales monumentos destacan las iglesias-fortalezas de Santa María y San Juan Bautista (s. XV-XVI) o la de San Martín (s. XIII), que actualmente es archivo municipal. También son dignas de visitar la casa de las Viudas (s. XIV). Inmueble civil que se salvó del gran incendio que destruyó casi toda la finca en 1564, y las casas de los Begoña, los Azcarraga o los Bustamante.

Todas ellas de entre los siglos XVI a XVIII y que soportan diversos escudos de armas de ilustres familias lugareñas, como los Vicuña, los García de Zuazo o los Santa Cruz.

Pero, además, Salvatierra cuenta con un vestigio prehistórico que data de antes del 2.500 a.C. Se trata del Dolmen de Sorginetxe, monumento funerario neolítico situado en la población de Arrizala, dentro de este mismo municipio.

ZALDUONDO, en la encrucijada

Conocido desde antiguo por su cercanía con el túnel de San Adrián, Zalduondo es lugar de paso de los peregrinos del Camino de Santiago procedentes de Baiona. ¿Qué ver en Zalduondo?

El poblado de Zalduondo se abre ante nuestros ojos como un conjunto artístico religioso de incalculable valor.

Varias ermitas e iglesias pueblan su territorio contagiándose, así, del espíritu religioso que impera en el Camino. Destacan las ermitas de San Julián y Santa Basilia (s. XII), situado esta última en el pasado poblado romano de Aistra; la de San Blas y Santa Lucía (s. XVI), la de San Adrián (s. XVI) o la del Santo Espíritu, ubicada dentro de la cueva de San Adrián.

Tenemos más cosas que ver en Zalduondo. Entre la arquitectura civil, varios palacios y casas señoriales de los siglos XV a XVII sirven como instalaciones administrativas locales e, incluso, de museo. Es el caso del palacio de los Lazarraga (s. XVI), que alberga el museo etnográfico y que es muestra de la arquitectura renacentista alavesa, con una portentosa portada plateresca en su fachada oriental.

La entidad pretende mostrar la cultura y la historia de la zona, para lo que exhibe contenidos de diversa naturaleza. Desde la fauna y flora locales hasta la artesanía -cerámica vasca-, etnografía, arte sacro, prehistoria, historia local y una antología de obras galardonadas en los Premios Zalduondo de Pintura.

¡Os encantará Zalduondo!

VITORIA-GASTEIZ, antigüedad a buen precio

Ya para finalizar, y de vuelta en Vitoria-Gasteiz, proponemos una vuelta por los comercios del casco antiguo, donde aún encontramos tiendas tradicionales y género de primera calidad.

En la capital alavesa podremos encontrar pequeñas tiendas de artesanía, librerías y antigüedades.

Negocios familiares altamente especializados en el gremio de la alimentación. Junto a la vieja industria vitoriana por excelencia -la de los muebles- completan esta variopinta oferta comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *